SAN ALBERTO MAGNO

Nivel Inicial

Nivel Primario

Nivel Secundario

 

    1990-2010

      

 

VISION:

La Responsabilidad del Proyecto Educativo San Alberto Magno es enseñar en Valores Humanos, Cristianos y Católicos. Queremos una Institución Educativa Privada católica ejemplar en valores y educación, donde nuestros alumnos estén insertados y comprometidos con la Comunidad a fin de ayudar a instaurar el Reino de Cristo en la tierra. Ser reconocida por la calidad humana y profesional de nuestros docentes y por nuestra contribución a la Sociedad. Aspiramos a formar Dignos Hijos de Dios, para ello inculcamos la participación en la vida sacramental, y a descubrir a Dios en lo cotidiano.

OBJETIVO FUNDACIONAL: Brindar a la comunidad un servicio educativo y evangelizador de acuerdo a la Doctrina de la Iglesia Católica.

IDEARIO:

  • Nuestra educación se basa en la Verdad, la Justicia y la Libertad.
  • En nuestra escuela buscamos permanentemente la formación del hombre integral, abierto al otro, a la comunidad, al país y a la trascendencia. Un hombre capaz de comprender y amar.
  • Queremos seres dignos y  libres, “que no se dejen encerrar en valores del mundo, particularmente en los bienes materiales, sino que como ser (es) se libere/en de cualquier esclavitud”. (Puebla p. 324).. En nuestra sociedad esos enemigos se llaman: materialismo, tecnificación descontrolada, explotación, miseria. Estos cuatro agentes abren una brecha profunda entre los seres humanos. El arma más eficaz es la educación y en nuestra comunidad toma  el signo de Cristo. Él ejercitó y entregó la responsabilidad de educar.
  • Educamos para un tiempo, para una sociedad y para la apertura al Señor, educamos seres irrepetibles, distintos y únicos en su intimidad. La marca de la educación de este siglo es, por ello, la personalización.
  • San Alberto Magno tiene como finalidad la educación de los niños y adolescentes más humilde y necesitado; la que estará acorde con todos los tiempos y para cubrir las necesidades del hombre y del mundo actual.

Comprender, implica la capacidad de hacer, resolver y crear; amar significa disponibilidad y aceptación. De este modo, la Escuela Católica adquiere conciencia de su empeño por promover al hombre integral, porque en Cristo el Hombre Perfecto, todos los valores humanos encuentran su plena realización y, de ahí, su unidad.

Foro Ex Alumnos

  • No hay mensajes a mostrar